Su cesta

Su cesta está actualmente vacía.

Baño de sales de Epsom con aceites esenciales para hemorroides y problemas vaginales

¿Qué es la sal de Epsom?

La sal de Epsom es muy diferente de la sal de mesa cotidiana. Aunque parecen similares, la sal de Epsom es en realidad sulfato de magnesio. Con frecuencia está disponible en farmacias locales, tiendas naturistas y en línea.

Los beneficios del baño de asiento con sal de Epsom

Se sabe que la sal de Epsom hace maravillas con la piel y es probable que la razón de esto esté relacionada con el magnesio. Es un mineral esencial vital para la buena salud y se encuentra en las células y tejidos del cuerpo. ¡Puedes elevar los niveles de magnesio suavemente simplemente tomando un baño de asiento con sales de Epsom!

Los beneficios del magnesio incluyen :

  • Optimización del uso de oxígeno
  • Aliviar la tensión y el estrés.
  • mejorar el sueño
  • Ayudar a los músculos y nervios a funcionar correctamente.
  • Regulación de las actividades enzimáticas.
  • Aliviar las molestias musculares

Mientras que los beneficios del ion sulfato son aliviar las molestias en las articulaciones, mejorar la absorción de nutrientes y eliminar las toxinas de nuestro cuerpo.

Durante siglos se cree que la sal de Epsom tiene propiedades antiinflamatorias, antimicrobianas y antifúngicas. Por lo tanto, el baño de Epsom se ha utilizado para tratar diversas afecciones médicas.

Tales condiciones médicas incluyen:

  1. Hemorroides: reduce la hinchazón, la inflamación y alivia el dolor.
  2. Atención posparto: aliviar el dolor después del parto y promover la cicatrización de heridas
  3. Picazón vaginal: reduce la picazón/molestias y combate las infecciones
  4. Infección vaginal por hongos: reduce la picazón/malestar y combate la infección
  5. Problemas menstruales: regular la menstruación, aliviar los calambres
  6. Síntomas de la menopausia: reducir la sequedad
  7. Problema de la piel: reducir la sequedad y la picazón
  8. Fertilidad: mejora de las posibilidades de una concepción exitosa

Una guía para personalizar su propio baño de asiento con aceites esenciales

Un baño de asiento es un lavabo poco profundo que cabe sobre el borde del inodoro. Te permite remojar sólo las zonas genitales y anales.

Para empezar a preparar el baño de asiento:

  1. Añade suficiente agua caliente o tibia al lavabo sin que se desborde. El agua no debe estar hirviendo.
  2. Disuelva 1 o 2 tazas de sal de Epsom en el baño de asiento.
  3. Agrega de 5 a 10 gotas de aceite esencial de tu elección al agua.
  4. Siéntate y remoja durante 10 a 20 minutos.
  5. Enjuague la tina.
  6. Seque las áreas genital y anal con palmaditas. No frotar.
  7. Esto se puede repetir hasta tres veces al día.
  8. Siga esta rutina tres veces por semana según sea necesario.

Los aceites esenciales de hierbas naturales son herramientas poderosas. Además de los beneficios de las sales de Epsom mencionados anteriormente, estas esencias brindan ese impulso adicional y pueden adaptarse a sus propias necesidades .

Entonces, ¿cómo elegimos los aceites esenciales correctos para hacer la magia?

Los efectos beneficiosos de los baños de asiento de Epsom con aceites esenciales

Las hemorroides ocurren debido a la inflamación de las venas alrededor del recto y el ano. Comúnmente es causado por estreñimiento, pero condiciones como el embarazo y la obesidad pueden agravarlo. Las hemorroides pueden causar sangrado durante y después de las deposiciones, irritación dolorosa e hinchazón alrededor del ano.

Los aceites esenciales como los elaborados con milenrama, manzanilla, caléndula y aloe vera tienen propiedades antiinflamatorias que son útiles en el tratamiento de las hemorroides. Combinando los beneficios de las sales de Epsom, actúan juntas para reducir la hinchazón de los vasos sanguíneos, relajar los músculos y calmar la piel irritada. Su efecto hemostático también ayuda a limitar el sangrado rectal.

Ahora echemos un vistazo a cómo estos cuatro aceites esenciales contribuyen aún más al tratamiento de las dolencias femeninas.

La milenrama es una planta medicinal que trata muchas afecciones femeninas. Se considera una de las hierbas más versátiles en este campo.

1 - Regula el ciclo menstrual. Como buen hemostático, el remojo de milenrama está indicado en personas con ciclos menstruales largos o abundantes. Ayuda a controlar el sangrado menstrual prolongado. Es opcional agregar un toque de hierba de San Juan al remojo.

2 - Trata la dismenorrea (dolor menstrual) relajando los músculos, aliviando los calambres y equilibrando las hormonas.

3 - Es útil para los cuidados posparto reduciendo los síntomas debidos a:

- Dolor abdominal y calambres.

- Estreñimiento - Hemorroides

- Dolor perineal, molestias e hinchazón.

- Desgarros traumáticos por el parto.

- Sangrado vaginal

4 - La picazón y la infección vaginal se alivian con lavados de milenrama o baños de asiento.

5 - La milenrama es eficaz contra la candidiasis vaginal y otras infecciones bacterianas. Sus propiedades antisépticas ayudan a detener la proliferación de hongos y restablecer el equilibrio de la vagina.

6 - Alivia los síntomas posmenopáusicos calmando los músculos y reduciendo la sequedad.

7 - Para aquellas con prolapso uterino (deslizamiento del útero hacia abajo desde su posición normal debido a la laxitud de los músculos pélvicos), los baños de asiento de Yarrow aliviarán el dolor del prolapso.

8 - La milenrama se utiliza a menudo para tratar la infertilidad porque ayuda a tratar la amenorrea (ausencia de período) al desencadenar la menstruación.

9 - Contraindicaciones:
La milenrama no se recomienda para mujeres embarazadas porque puede provocar un bebé con bajo peso.

La manzanilla es una hierba de la familia de las margaritas que tiene una larga historia de uso medicinal que se remonta a la antigua Roma y Egipto. Su cabeza de flor amarilla y blanca se utiliza para preparar tés, infusiones y baños, así como el famoso aceite de manzanilla azul. La manzanilla, que contiene flavonoides y terpenoides, actúa inhibiendo la inflamación y aumentando la circulación. Esto también reduce síntomas como picazón y dolor.

Las poderosas propiedades antiinflamatorias y antibacterianas de la manzanilla son bien conocidas, por lo que se usa con frecuencia para combatir la candidiasis vaginal. Candida albicans, un hongo, causa flujo vaginal anormal, picazón, dolor y molestias en el área genital. También puede causar relaciones sexuales dolorosas y/o dolor urinario. Afortunadamente, se ha descubierto que el aceite esencial de manzanilla demuestra una fuerte actividad fungicida contra Candida, por lo que agregarlo al baño de asiento es una opción eficaz.

La caléndula, también conocida como caléndula del jardín inglés o caléndula escocesa, es una planta que se ha utilizado históricamente para promover la cicatrización de heridas y especialmente para las lágrimas posparto. Sus notables propiedades antiinflamatorias y reductoras del dolor lo hacen ideal para usarlo en baños para aliviar los síntomas de la vaginosis bacteriana y la candidiasis vaginal.

La caléndula también se ha utilizado en baños de asiento para controlar una afección llamada liquen escleroso, también conocida como enfermedad de la mancha blanca. Esta es una afección cutánea poco común caracterizada por piel blanca y con parches que afecta con mayor frecuencia a la vulva, el prepucio o la piel que rodea el ano. La mayoría de los expertos creen que es causada por un sistema inmunológico hiperactivo. Los baños de caléndula ayudan a controlar el dolor y la irritación de la piel.

El aloe vera se utiliza en la medicina ayurvédica para ayudar a aliviar problemas de la piel como el eczema, el acné y la psoriasis. Sus potentes propiedades antiinflamatorias, astringentes, antibacterianas y antisépticas lo convierten en la mejor ayuda curativa de la piel en el tratamiento de hemorroides, dolor vaginal, vaginosis vaginal e infecciones por hongos. Es aconsejable un remojo de 30 minutos por sesión.

Sin embargo, algunas personas pueden tener una reacción alérgica al aloe vera, especialmente aquellas que son sensibles al ajo o la cebolla. Primero compruebe si hay una reacción alérgica realizando una prueba puntual: coloque una gota de la infusión de aceite esencial en el antebrazo. Los signos de sensibilidad pueden incluir enrojecimiento, picazón o hinchazón.

Qué tener en cuenta al utilizar la terapia de baño de asiento

Aquí hay algunas cosas a tener en cuenta:

  • La duración de la curación de las hemorroides depende del tipo de hemorroide. Cuando es leve, puede controlarse con sal de Epsom más baños de aceite esencial y resolverse con cambios en el estilo de vida en una semana o dos. Sin embargo, en casos graves, generalmente aquellos con dolor prolongado o estreñimiento que causa sangrado rectal o prolapso de hemorroides, puede llevar mucho más tiempo.
  • Es importante consultar a un médico si se presenta un dolor intenso y repentino. Este puede ser el síntoma de un vaso sanguíneo trombosado que ocurre cuando se forma un coágulo de sangre en una hemorroide. Puede notar que hay un cambio de color en el sitio con un tinte azulado o violáceo. Busque ayuda médica lo antes posible cuando esto ocurra. Dado que se trata de una emergencia, puede estar justificada la cirugía y el tratamiento dentro de las primeras 72 horas tiene mejores resultados.
  • Finalmente, si no hay ningún alivio después de dos semanas de baño de asiento, es mejor consultar a un profesional médico. Es posible que puedan sugerir cualquier tratamiento simultáneo o un procedimiento para eliminar las hemorroides.
  • La mejor manera de prevenir las hemorroides es modificar su estilo de vida y su dieta. Hacer ejercicio con frecuencia junto con una alimentación saludable ayuda a mantener las deposiciones regulares y prevenir el estreñimiento. Puede comenzar comiendo frutas frescas, vegetales de hojas verdes, reduciendo la ingesta de alimentos enlatados o conservados y bebiendo mucha agua. Todo ello ayuda a mantener el sistema digestivo funcionando correctamente y a prevenir el estreñimiento. Hacer ejercicio con regularidad y evitar sentarse durante períodos prolongados puede ayudar a prevenir las hemorroides.
  • Evite el uso del baño de asiento durante el embarazo. El agua caliente junto con las propiedades estimulantes de la mezcla de sal de Epsom y aceites esenciales pueden relajar los músculos uterinos o perjudicar la concepción. Si hay algún dispositivo intrauterino insertado, como un DIU, un implante hormonal o un pesario de anillo, consulte primero a su médico antes de comenzar cualquier terapia de baño de asiento.
  • Después del parto, la mujer experimenta mucho estrés físico y mental. Debido al proceso del parto vaginal natural, puede haber desgarros perineales importantes o incluso varios, que pueden ser dolorosos y prolongados durante semanas después del evento. Antes de iniciar un baño de asiento, lo mejor es asegurarse de que los puntos estén intactos, si los hay, y que las heridas estén limpias y sin secreciones purulentas. Si se ve pus en las heridas, es un signo de infección activa.

1 - A continuación le indicamos cómo asegurarse de que su perineo posparto o sus heridas genitales estén limpias:

2 - Inspeccionar diariamente la zona de la herida utilizando un pequeño espejo.

3 - Utilice un bastoncillo de algodón esterilizado para limpiar suavemente el área y absorber cualquier secreción.

4 - A veces hay secreción serosa clara cuando la herida está cicatrizando.

5 - Si observa alguna secreción espesa y descolorida que pueda estar asociada con un olor a pescado o desagradable, deberá consultar a su médico para descartar una infección cutánea activa.

6 - Si no hay signos de infección, puede limpiar el área usando una cantidad muy pequeña de jabón femenino suave y enjuagando el área suavemente. Esto se puede hacer tres veces por semana alternando con los días de sesión de baño de asiento.

7 - No frotar ni frotar vigorosamente la zona de la herida.

8 - Consuma muchas frutas y verduras frescas para aumentar la ingesta de vitamina C, que favorece la cicatrización de heridas.

9 - Puedes aumentar la eficacia de los baños mezclando las hierbas para realizar una infusión.

  • La vaginosis bacteriana es una afección en la que hay una infección bacteriana de la vagina. La infección vaginal por hongos es causada por un crecimiento excesivo de hongos que provoca dolor, picazón y secreción. Se ha postulado que el desequilibrio hormonal, un cambio en la acidez dentro de la vagina, las relaciones sexuales y una infección urinaria reciente pueden tener un papel en ambas causas. Las propiedades antiinflamatorias y antibacterianas de todos los aceites esenciales mencionados en nuestro artículo funcionan para combatir estas infecciones restableciendo el equilibrio y luchando contra los gérmenes. Sin embargo, si después de dos semanas de terapia de baño de asiento no hay mejoría, es posible que deba informar a su médico o ginecólogo y someterse a un hisopo vaginal alto para asegurarse de que no haya complicaciones. Un historial de uso de anticonceptivos orales, tratamiento hormonal o implantes puede predisponer a una mujer a sufrir síntomas prolongados o que empeoren. Si son graves, es posible que sea necesario resolver estos problemas primero antes de que los baños puedan ser efectivos.

Una última palabra

Además de estar enriquecidos con sal de Epsom, existen muchas formas y métodos en los que los aceites esenciales pueden funcionar para promover el bienestar. Al tratar hemorroides y afecciones vaginales, crear un gel y aplicarlo en el área afectada puede hacer maravillas. Sólo de una a tres gotas de aceite esencial mezcladas con un tazón pequeño de gel de aloe vera es un remedio casero común. Después de enfriar el gel en el refrigerador, se puede aplicar con cuidado una pequeña cantidad de gel en el área afectada. Esto también puede servir como consecuencia de un baño de asiento, así que señoras, ¡disfrútenlo!
Siguiente post

Deja un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados