Su cesta

Su cesta está actualmente vacía.

Diez consejos de higiene femenina para promover la salud del Yoni

Vapor Yoni para la rutina diaria

La buena salud abarca el bienestar físico, emocional y espiritual de una persona. Un cuerpo sano puede tener un impacto positivo en todas las áreas de su vida, desde una mejor salud mental hasta costos médicos reducidos y una perspectiva positiva. Cuando las personas se sienten bien, se desempeñan mejor.

Las mujeres tienden a desempeñar muchos roles en la sociedad haciendo malabares con responsabilidades de modo que al final del día les queda poco tiempo para cuidar de sí mismas. Esto los pone en riesgo de adquirir el hábito de prácticas de salud deficientes que pueden resultar costosas en el futuro.

Si bien la salud preventiva está ganando terreno, lo que ha tardado tiempo en pasar a primer plano son las conversaciones sobre el bienestar femenino. Los temas de higiene femenina normalmente se consideran temas tabú, pero las mujeres deben ser conscientes de su cuerpo y su salud. El cuidado personal debería ser una necesidad más que un lujo.

Si estás interesado en aprender más sobre la higiene femenina y obtener consejos para promover tu salud yoni, sigue leyendo.

¿Qué es la higiene femenina?

Higiene femenina es un término pobre porque es vago y puede inducir a error. Es un término general que se utiliza para describir la limpieza alrededor de la vulva o del canal v. Si bien los orígenes de la palabra pueden tener sus raíces en la vergüenza, creó una plataforma para formas más nuevas y evolucionadas de considerar la salud de las mujeres.

 Echemos un vistazo más a fondo a lo que significan los términos salud vulvar o yoni;

  • La vulva son los genitales externos de una mujer e incluyen el clítoris, los labios menores, los labios mayores y la abertura del yoni.
  • El yoni o Lady V es el canal interno que conduce al cuello uterino.

Ambos son cruciales para la salud de la mujer. La higiene femenina no es completa si se ignora el cuidado de cualquiera de ellas.

¿Cuál es la controversia en torno a la palabra "salud femenina"?

Para promover la inclusión, muchas prácticas antiguas han sido cuestionadas en términos de su relevancia en la sociedad actual. En el pasado, las mujeres rara vez tenían control sobre su salud y la narrativa que rodeaba sus cuerpos.

La cuestión planteada con el término "salud femenina" es que promovía la idea de que había algo mal en el cuerpo femenino que necesitaba corrección. La palabra se vio contaminada por campañas de marketing que promocionaban productos como una forma de cambiar los mecanismos naturales del yoni.

El acceso a la información ha ayudado a cambiar estos puntos de vista, ya que ahora es un hecho conocido que el yoni se limpia solo y no requiere el uso de productos químicos agresivos para darle un olor "agradable".

Sin embargo, aunque Lady V requiere poco mantenimiento, es necesario mantener algunas prácticas saludables para garantizar que nada salga mal allí.

A continuación se ofrecen algunos consejos de higiene que pueden ayudar a promover la salud del yoni;

1) Limpieza

La limpieza es clave cuando se trata de la salud de tu yoni. Si bien el yoni puede autolimpiarse, sigue siendo sensible. Al igual que el intestino, Lady V tiene una variedad de bacterias buenas, como los lactobacilos, que lo mantienen ácido. Cuando las bacterias buenas superan en número a las malas, tu yoni permanece saludable. Existe riesgo de contraer infecciones si Lady V no se limpia adecuadamente

Usa un paño limpio y agua tibia para limpiar la parte externa de tu yoni. No es necesario lavar más de una vez al día ya que una limpieza excesiva puede alterar la flora normal (bacterias). La limpieza después de ir al baño siempre debe realizarse de adelante hacia atrás para que el yoni no se contamine.

2) Aseo

Siempre ha habido opiniones encontradas sobre el cuidado del yoni. O eres una chica que lo elimina todo o no. No hay término medio. La mayoría de las mujeres caen en el primero, ya que se ha vuelto más común arreglarse mediante el afeitado, la depilación con cera o, más recientemente, la eliminación con láser. La razón de esta creciente tendencia es la creencia de que promueve la higiene, pero las investigaciones han demostrado que puede tener el efecto contrario.

El cabello puede actuar como una barrera evitando la irritación provocada por la ropa y la ropa interior. También se ha demostrado que es beneficioso para reducir la cantidad de infecciones yoni. Además, los cortes y raspaduras pueden infectarse después del afeitado. Si aun así decides acicalarte, te recomendamos que te asegures de limpiar todo tu equipo de afeitado antes y después de su uso. Recortar también puede ser una buena solución para aquellos que todavía se sienten sucios si no se arreglan.

3) Ropa holgada

A nadie le gusta estar en un espacio reducido y a tu yoni tampoco. El uso de ropa ajustada no deja espacio para respirar y puede provocar que se acumule sudor. Mantener el área seca es clave para la higiene femenina, ya que el exceso de humedad puede provocar un crecimiento excesivo de bacterias malas.

Ya sea que se trate de ropa interior o ropa, opte por ropa más holgada cuando pueda por las noches o en casa. Después de hacer ejercicio, asegúrese de cambiarse de ropa de inmediato. Evite sentarse con ropa mojada durante mucho tiempo.

4) Evite las duchas vaginales

Las tendencias de belleza pueden resultar confusas ya que cada día parece haber nuevas prácticas que dicen ser beneficiosas. Las duchas vaginales son una de esas tendencias en las que todo el mundo está de acuerdo en que son perjudiciales. Cualquier producto que se coloque dentro del yoni cambiará la flora normal y provocará más infecciones. Las duchas vaginales implican el uso de un dispositivo para empujar agua hacia el interior del yoni para "limpiar" las secreciones naturales.

Si bien las mujeres que realizan este procedimiento lo hacen para reducir el olor femenino podrían terminar empeorando la situación. En ningún momento debes insertar nada para limpiar el yoni. Un procedimiento alternativo que se puede realizar es el yoni humeante, en el que una mujer se coloca sobre agua tibia para permitir que el suave vapor fluya por el exterior del yoni. Fivona tiene excelentes productos para cocinar al vapor yoni que pueden permitirle tener un vapor yoni seguro y relajante en casa .

5) Lo que comes hace la diferencia

Su dieta es esencial para mantener un cuerpo sano. Lo que comes afecta a casi todas las partes de tu cuerpo y el yoni no es una excepción. Mantener una dieta equilibrada ayuda a mantener fuerte la inmunidad, lo que ayuda a prevenir infecciones.

Los probióticos básicamente significan bacterias buenas; algunos alimentos contienen probióticos que son beneficiosos para mantener la salud del yoni. Algunos de estos alimentos incluyen arándanos o yogur. Debes incluir regularmente estos alimentos en tu dieta para mantener tu salud femenina. También se recomienda evitar beber en exceso y fumar, ya que se ha demostrado que ambos aumentan las posibilidades de contraer candidiasis.

6) Hidratarse adecuadamente

Las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de sufrir infecciones del tracto urinario. Una hidratación adecuada puede ayudar a reducir las posibilidades de contraer infecciones del tracto urinario al eliminar las bacterias dañinas. La deshidratación puede provocar sequedad y irritación del yoni y un mayor riesgo de candidiasis. El agua además de hacer ejercicio y comer sano te pondrá en el camino correcto para mejorar tu salud.

7) Monitoreo

Ser consciente de lo que sucede allí abajo puede evitarte complicaciones más adelante. Es importante conocer tu cuerpo y lo que es normal para que cuando veas algo fuera de lo común puedas buscar ayuda.

Como regla general, no debe haber mal olor, dolor o malestar, lesiones alrededor del área del yoni. La secreción tampoco debe ser verde, abundante ni tener una consistencia espesa como el queso. Si ve alguno de estos signos, podría indicar que tiene una infección que debería ser tratada por un profesional médico.

8) Evita los productos de higiene femenina perfumados

Cada yoni tiene su propio aroma natural y único, lo cual es normal. Debes evitar los productos de higiene femenina con mucho aroma a perfume, como los exfoliantes y jabones de yoni.

Los productos perfumados pueden provocar dolor e irritación en la zona. También puede alterar las bacterias buenas del yoni, lo que predispondría a infecciones. Algunos de los productos contienen químicos agresivos que también pueden dañar la piel.

9) Las relaciones sexuales seguras son clave

Protegerte es lo mejor que puedes hacer por tu cuerpo. Tener hábitos saludables puede promover la intimidad con tu pareja. Preocuparse por tu salud se traduce en preocuparte por la salud de tu pareja. Utilice condones o absténgase de tener relaciones íntimas si no está seguro de la salud de su pareja.

Las relaciones sexuales sin protección pueden exponerte a infecciones de transmisión sexual. Algunas de estas infecciones son incurables y causarían irritación y dolor de por vida. Después del coito, se aconseja limpiar la zona con agua tibia.

10) Cambia regularmente tus toallas sanitarias y tampones

El yoni pasa por muchos cambios y durante la menstruación se deben tener los mismos cuidados para favorecer la salud femenina. Se recomienda cambiar sus productos menstruales con regularidad. La frecuencia con la que los cambies dependerá de qué tan intenso sea tu flujo.

Normalmente, cada 4 a 8 horas para los tampones es adecuado si tienes un flujo medio. Si los productos menstruales no se cambian durante un período prolongado de tiempo existe un mayor riesgo de contraer infecciones.

Estas son prácticas de higiene que puedes implementar fácilmente y que ayudan a promover tu salud femenina. Aprender sobre su cuerpo es algo que toda mujer debería hacer, ya que le permite tomar control de su salud y evitar costosas complicaciones.

Artículo anterior
Siguiente post

Deja un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados